El presidente catalán Quim Torra ha mantenido este lunes su rechazo a los Presupuestos Generales, aunque no considera que las negociaciones estén totalmente rotas y se ha mostrado abierto a volver a sentarse a la mesa. Eso sí, considera que deberán cumplirse tres requisitos mínimos: que se pueda "hablar" del derecho a la autodeterminación, que se acepte la figura del relator o mediador y que no se produzcan detenciones "arbitrarias" a miembros de los Comités de Defensa de la República (CDR). "Nosotros no podemos renunciar a lo que somos. No volveremos a negociar los Presupuestos si en el papel no está el derecho a la autodeterminación", ha asegurado Torra en una entrevista a Catalunya Ràdio.

Seguir leyendo.

»»»»»»»»»»»»»»»»»»»»»»»»» Fuente: Portada de EL PAÍS