El extenista Andrés Gimeno, uno de los grandes símbolos del tenis español, ha fallecido este miércoles a los 82 años como consecuencia de un cáncer. El deportista, nacido y residente en Barcelona, fue uno de los pioneros de la raqueta en España y logró su primer gran resultado en 1960, cuando alcanzó la final de dobles de los Internacionales de Francia junto a José Luis Arilla. Después, en 1972, obtuvo su mayor éxito al convertirse con 34 años en el campeón más veterano de Roland Garros en la Era Abierta (el tenis moderno, a partir de 1968). Poco antes, en 1969, también había alcanzado la final del Open de Australia.

Seguir leyendo.

»»»»»»»»»»»»»»»»»»»»»»»»» Fuente: Portada de EL PAÍS