Cuando la coordinación policial es más importante, a las puertas de la sentencia del procés, los Mossos abandonaron este miércoles ofendidos un acto de la Guardia Civil en Cataluña. Los mandos del cuerpo consideraron que se les faltó al respeto institucional cuando el general jefe en Cataluña, Pedro Garrido, alabó el papel esencial de la Guardia Civil para “cimentar” la sentencia del procés y las que “en un futuro puedan emitir otros tribunales sobre hechos relacionados”. Los Mossos vieron una referencia implícita al juicio del major Trapero previsto para enero.

Seguir leyendo.

»»»»»»»»»»»»»»»»»»»»»»»»» Fuente: Portada de EL PAÍS