El año 2018 que ahora termina será, casi con toda seguridad, el año en el que más series se hayan producido de toda la historia. Este pico de la ficción televisiva se refleja también en unas nominaciones a los Globos de Oro sin un claro favorito, especialmente dentro de la categoría de drama. Las candidaturas a los premios que concede la Asociación de Prensa Extranjera de Hollywood, y que se entregarán en la noche del 6 de enero en una gala que presentarán Andy Samberg y Sandra Oh, han dejado paso a gran cantidad de novedades, como suele ocurrir, por otra parte, en unos galardones mucho más abiertos a las últimas tendencias que los más conservadores Emmy.

Seguir leyendo.

»»»»»»»»»»»»»»»»»»»»»»»»» Fuente: Portada de EL PAÍS