Europa evita dar un apoyo cerrado a los ataques liderados por Estados Unidos contra el régimen sirio por el uso de armas químicas. La insistencia de Francia y Reino Unido, que participaron en la acción militar estadounidense, para que toda la UE los respaldara plenamente ha logrado arrancar una adhesión, pero indirecta: Europa admite que los bombardeos aéreos “solo pretendían evitar que se vuelvan a emplear armas químicas por parte del régimen sirio contra su propio pueblo”. A continuación, añade que los países miembros “apoyan todos los esfuerzos destinados” a ese fin.

Seguir leyendo.

»»»»»»»»»»»»»»»»»»»»»»»»» Fuente: Portada de EL PAÍS