Inés Madrigal, la primera víctima reconocida por los tribunales de los bebés robados, se ha encontrado con su familia biológica. Lo ha conseguido después de 32 años y a través de un banco de ADN estadounidense después de que la base de datos española fallara.

»»»»»»»»»»»»»»»»»»»»»»»»» Fuente: La 2 Noticias