El Parlamento Europeo complica el regreso de Carles Puigdemont a España en caso de que sea elegido en las próximas elecciones europeas. Un escrito de sus servicios jurídicos, al que ha tenido acceso este diario, señala que, como sostiene la Junta Electoral Central, es obligatorio que los cargos electos juren o prometan la Constitución en Madrid, y advierte de que no gozarían de inmunidad hasta el 2 de julio, cuando se constituye la nueva Eurocámara. Eso implica que Puigdemont correría el riesgo de ser detenido si viaja a Madrid a recoger su acta, dado que carecería de protección legal.

Seguir leyendo.

»»»»»»»»»»»»»»»»»»»»»»»»» Fuente: Portada de EL PAÍS