Los acusados en el juicio del procés podrán realizar sus declaraciones en catalán, si así lo desean, para lo que el tribunal ha dispuesto la presencia de dos intérpretes jurados de traducción consecutiva. La sala presidida por Manuel Marchena rechaza que los interrogatorios se realicen mediante traducción simultánea. "Supondría una inadmisible restricción del principio de publicidad, por cuanto supondría que todos los que están en esta sala o fuera de esta sala y que no disponen de auriculares no podrían entender las respuestas exoneratorias de los acusados". La interpretación simultánea es la traducción oral de un discurso a medida que se va desarrollando. En la consecutiva el principio es simple: el orador habla, el intérprete escucha, toma notas y luego reproduce el discurso en el idioma de destino.

Seguir leyendo.

»»»»»»»»»»»»»»»»»»»»»»»»» Fuente: Portada de EL PAÍS