Dos varones, uno de Sudán y otro de Nigeria, se ahogaron en la dramática operación del sábado pasado en plena noche, cuando rescataron a 229 personas de una patera que se quebró y de otra que casi se hunde, según confirmaron anoche las ONG que operan el barco humanitario. Inmediatamente después recogió a 400 migrantes más que le fueron transferidos por la Guardia Costera italiana.

Seguir leyendo.

»»»»»»»»»»»»»»»»»»»»»»»»» Fuente: Portada de EL PAÍS